El Garraf es la comarca en cuya capital (Vilanova i la Geltrú) encontramos el centro de buceo Saphira Dive. Esta comarca barcelonesa está dotada entre otras cosas de una costa marítima que va desde Castelldefels hasta Cunit y nos ofrece un litoral lleno de acantilados kársticos y abruptos accesibles desde el mar y desde pequeñas calas donde disfrutar del espacio marino.

A pesar de tener fondos primordialmente arenosos dañados por el fondeo de embarcaciones y pesca de arrastre, podemos encontrar prados de Posidonia que dan acogida a diferentes especies marinas como estrellas de mar, pulpos, sepias, bivalvos, así como atraer a numerosos peces que se alimentan de crustáceos, erizos, moluscos y otros invertebrados.

Pero no olvidemos que la Posidonia, además de ser un buen bioindicador de la calidad de las aguas costeras, sirve de refugio y defensa para otras especies, debido a sus largas hojas entrelazadas y tallos rizomatosos, frenando así la masa de agua que produce la caída de partículas en suspensión que sirven de alimento para otras especies.

El Garraf también está considerado como una zona de protección especial de aves y del delfín mular; así como lugar de estudio en primavera de la única ballena presente en el Mediterráneo como es la Rorcual Común.

A causa del daño provocado por el hombre durante largos años en estas aguas del litoral catalán, de la tipología del fondo y de la batimetría entre otras razones, no podemos disfrutar en la comarca del Garraf de unos fondos similares a los de Costa Brava o Cabo de Palos, pero sí hace que estos fondos sean especialmente apropiados para buceadores principiantes, con poca experiencia o que deseen quitarse el gusanillo de largos periodos de inactividad submarina.

A lo largo de toda esta costa podemos encontrar diferentes puntos de inmersión, algunos accesibles desde la playa como la cala de Vallcarca, o playas como la de Aigüadolç de Sitges o de Cubelles.

O puntos de inmersión accesibles únicamente desde embarcación como los que os presentamos a continuación:

El Brut

En este punto es donde se puede apreciar en mayor medida el impacto provocado por el hombre con la pesca de arrastre, ya que la franja de prado de posidonia ha disminuido considerablemente.

Por suerte desde hace algunos años está prohibido este tipo de pesca en este punto, con lo que la recuperación aunque lenta es posible.

La profundidad en esta zona es de 14-20m.

Como hemos comentado al inicio la pradera de posidonia es un importante ecosistema que proporciona cobijo y alimento a numerosas especies tanto vertebradas como invertebradas.

También podemos encontrar vida en las formaciones rocosas de El Brut como pueden ser salmonetes, escórporas, herreras, peces aguja y algún caballito de mar.

Pero si practicamos el buceo nocturno, El Brut podremos ver a los congrios y morenas en acción, buscando alimento.

El Pla Rosat

Este punto de inmersión está situado aproximadamente delante del Hotel Terramar de Sitges.

El fondo es arenoso con una profundidad máxima de 12m.

Podemos encontrar un conjunto de rocas separado, en el que la parte más alta de la piedra alcanza los 9 m.

Estas rocas están llenas de agujeros que albergan microambientes. Las gorgonias cubren la superficie de la roca, mientras que en los agujeros podemos encontrar diversos peces como morenas y congrios.

Este afloramiento rocoso proporciona refugio para pequeños peces, pulpos, cangrejos, nudibranquios y alguna langosta.

Es un punto muy adecuado para principiantes y para hacer inmersiones nocturnas ya que es fácil orientarse con la brújula.

Rocas del Mas del Escarre (La Barra de 14)

Entre Vilanova i la Geltrú y Cubelles podemos encontrar una barra de roca de unos 100m de longitud, situada a unas 2 millas y en paralelo a la línea de la costa, denominada comúnmente como Barra 14.

La profundidad máxima de esta inmersión son los 14m, y es precisamente esta profundidad la que le da nombre a esta inmersión de las Rocas del Mas de l’Escarré.

El fondo es muy variable en esta zona por lo que las embarcaciones pequeñas tienen el acceso más limitado. La superficie de la roca presenta menos agujeros que en otros puntos nombrados anteriormente, lo que hace que cada agujero esté más solicitado por los animales, llegando incluso a compartirlos entre morenas, langostas, congrios, cangrejos ermitaños.

El Montañazo

Esta inmersión se realiza a unas 3 millas de la costa, concretamente a unos 4800m a 154º del faro del puerto de Vilanova i la Geltrú, cuyas coordenadas son: N41º 10,1′ y E 01º 45,3′.

La profundidad máxima de esta inmersión lo encontramos a 24m.

El recorrido es sencillo y nos permite contemplar diversidad de especies típicas que habitan en rocas y sus cavidades como son morenas o congrios.

Els Albets

Si nos desplazamos más al sur del litoral del Garraf encontramos en Cubelles, concretamente delante de la central térmica, un grupo de rocas que se conocen con el nombre de Els Albets.

Esta inmersión tiene una profundidad máxima de 12m.

La vida que podemos encontrar es muy similar a la del punto de inmersión de El Pa Rosat, aunque en menor proporción, debido a la pesca de arrastre. La posidonia la encontramos

formando una alfombra entre los pasillos que se han creado con la separación de las rocas, en las que podemos encontrar esponjas que las cubren.

Share This